Tips para viajar en carro por Suramérica (6 meses de viaje)

, ,
viajar-en-carro-por Suramérica

 

Seguros, paso de fronteras, presupuesto e itinerario. Viaje desde Manizales hasta Tierra del Fuego. Paso por la vía Panamericana, Ruta 40 y Carretera Austral. Viajar en carro es más fácil de lo que se piensa. 32,000 kilómetros ida y vuelta. Buena onda!

Dejamos nuestros trabajos y decidimos gastar los ahorros en un viaje que nos cambiaría la vida. Vendimos algunas cosas para juntar más plata y así comprar el carro que nos llevaría desde Manizales hasta el fin del mundo: Ushuaia.

Tenemos que admitir que no teníamos ni idea de cómo empezar, ni cuánto nos íbamos a gastar. Ninguno de nuestros amigos o conocidos había hecho el viaje y en internet era poca la información que encontramos al respecto.

Finalmente, empezó la planeación y decidimos enfrentar la ruta. Nos preparamos de la mejor manera para minimizar problemas en el camino y así poder disfrutar de este maravilloso continente.

Después de analizar varias opciones de carros y de acuerdo a nuestro presupuesto, decidimos elegir un Chevrolet Vitara modelo 2007 con un motor 1.600 c.c, tracción 4×4. Un carro perfecto para tener potencia en cualquier terreno y muy económico de gasolina.

1. La ruta 

Nuestra meta fue siempre llegar al fin del mundo. Más allá de eso queríamos visitar lugares que no estuvieran en grandes ciudades o urbes y que nos acercaran más a la naturaleza y a la aventura.

Los parques naturales de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina fueron los sitios que elegimos como los principales destinos, aunque también visitamos algunas ciudades como La Paz, Santiago de Chile, Valparaiso, Mendoza, entre otras.

Más allá de explicar el recorrido que hicimos durante el viaje, este artículo pretende entregar información útil para todos los que quieran emprender un viaje por Sur América, con pasaporte colombiano. 

La buena noticia es que no están solos. En la ruta pueden encontrar personas que van en carro, en bicicleta, motos, a dedo o a pié. Sentimos que la voluntad de hacerlo y las ganas de conocer es lo más importante. 

viajar-en-carro-por Suramérica

2.Tips para viajar en carro por Suramérica 

  • El carro: 

Dependiendo de que se quiere hacer es necesario elegir entre un vehículo 4×4 o uno de transmisión sencilla. Para atravesar el Salar de Uyuni en Bolivia o cruzar por la Cordillera Blanca en Perú es necesario tener un carro con tracción en las cuatro ruedas. Es muy posible que uno se pega en la arena o el lodo.

Por el contrario, si solo se va a utilizar la vía Panamericana y se va a ir por asfalto, se puede ir en cualquier vehículo. Existen personas que han hecho el viaje en Renault 4 o en vehículos como el “Topolino”.

Un motor grande superior a los 2.500 cc puede consumir más gasolina y así afectar el presupuesto que se tenga. Esto es importante a la hora de comprar los seguros, porque los venden de acuerdo a la capacidad del motor y el chasis.

  • Cruce de fronteras: 

Cuando iniciamos el viaje pensamos que era un tema complicado pero no lo es. Solo es necesario tener la tarjeta de propiedad a nombre de uno de los viajeros. Si el vehículo está a nombre de otra persona, se debe tener una escritura pública autenticada en notaria donde se explique que el vehículo está siendo usado para el viaje.

En todos los pasos de frontera, las autoridades entregan un formulario de importación temporal del vehículo. Este documento se debe guardar muy bien y no se debe perder por ninguna razón. En la carretera la policía lo exige, así como el seguro SOAT correspondiente a cada país. Es algo así como la “visa” del carro.

Los pasajeros deben llevar el pasaporte con vigencia mínima de seis meses y deben llenar algunas planillas y documentos en los pasos de frontera. Todos los ingresos para los colombianos en los países de Sur América son gratuitos, no así para personas de Estados Unidos o Europa que deben pagar impuestos de entrada en algunos lugares como Bolivia.

  • Seguro y SOAT:

Se debe tener el SOAT de Colombia al día. En Ecuador se compra el SOAT de ese país en la frontera y lo venden por mínimo un mes. En Perú también se compra en la frontera y lo venden por días. Para el resto de países se puede comprar un SOAT o seguro del MERCOSUR, que cubre Bolivia, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil.

  • Gasolina, gas o diesel:

Los combustibles que se encuentran en todos los países de Sur América son la gasolina y el diesel. El gas es un tema más complicado porque en países como Bolivia no existe la infraestructura para utilizarlo.

El país más económico en combustible es Ecuador y el más costoso es Chile. En Bolivia los extranjeros pagan más que los locales y en ocasiones no les venden gasolina o diesel.

Para entrar a Ecuador se debe tener el tanque lleno porque a los colombianos no nos venden gasolina hasta Ibarra que está a más de 200 km de la frontera.

Para cruzar el Salar de Uyuni y el parque natural Eduardo Avaroa en Bolivia tuvimos que instalar dos galones de 30 litros cada uno en el techo del carro, ya que no hay nada en esa área, es totalmente remota y carente de infraestructura y señalización.

Lo más recomendable en todo el viaje es tener el tanque mínimo a la mitad e ir cargando gasolina en cada estación cuando se llegue a ese nivel. Nosotros utilizamos cada 4 tanques un limpiador de inyectores, porque la calidad de la gasolina varía de país en país.

  • Equipo y extras:

Menos es más dice el viejo refrán y aplica perfectamente para este viaje. Hay personas que no pueden vivir sin su máquina de café expreso o que necesitan combinar su ropa todos los días. Entre más cosas se lleven más cosas se tienen que organizar, lavar o cuidar.

En nuestro caso lo más importante fue el equipo de camping, la ropa adecuada y los aparatos electrónicos para la navegación y el entretenimiento. Nunca utilizamos GPS y nos movimos solo con la aplicación iOverlander que está disponible gratuitamente para iOS en la App Store de Apple.

Esta aplicación muestra las rutas en cada país y los sitios para comer, hospedajes y talleres. Creemos que es la herramienta más importante para el recorrido. Algunas personas compran un GPS tradicional con los mapas de todos los países. Nosotros no lo hicimos y solo preguntando y navegando con la aplicación llegamos a destino.

Acampamos el 80% del tiempo. El 20% restante lo pasamos en hostales y en casas de personas que nos invitaron a pasar la noche. También hicimos voluntariado en Ecuador y Argentina a través de la plataforma Workaway.

viajar-en-carro-por Suramérica

3. Nuestro equipo principal para el viaje fue:

  • Carpa a prueba de agua para cuatro personas. Aunque éramos dos necesitábamos dormir cómodos y amplios.
  • Cocina o estufa de gasolina. También funciona con diesel y alcohol. Dos hornillas y protector de viento. (Coleman dual fuel).
  • Set completo de ollas, cuchillos, platos y cubiertos. Para lavar los platos utilizamos un atomizador con agua y jabón bio degradable para no contaminar las fuentes de agua o las reservas naturales.
  • Tuvimos la precaución de llevar los filtros de aceite y aíre para hacer los cambios de lubricante cada 5 mil kilómetros. También el kit de distribución para hacer el cambio a los 100 mil kilómetros como lo pedía el carro.
  • Bolsas de dormir, colchonetas y almohada que soporten temperaturas menos 10 grados centígrados. En algunos lugares se duerme a alturas superiores a los 4 mil metros y hace muuuuucho frío. La ropa térmica también la recomendamos.
  • Velas, chispa, alcohol y cualquier cosa que ayude a iniciar una fogata. Tener fuego anima a las personas y crea una bonita atmósfera en las noches. Ojo con causar incendios forestales!
  • Comida y agua en buenas cantidades. En esto hay que darse gusto porque alimentarse bien es fundamental para disfrutar el viaje.
  • Doble llanta de repuesto y un gato fino. En ocasiones hay huecos que pinchan las llantas de un mismo lado.
  • Computador, cámara, películas, libros y muuuucha música.
  • Dinero en efectivo para peajes, comidas, gasolina e imprevistos.  No en todas partes hay cajeros electrónicos ni datafonos. Encaletar el dinero lo mejor posible y en varios lugares.

viajar-en-carro-por Suramérica-5

4. Recomendaciones importantes:

  • Evitar a toda costa viajar de noche. Las vías pueden no estar bien demarcadas y existen muchos riesgos por la falta de luz. Es mejor descansar bien e iniciar los viajes con toda la energía.
  • Respetar las costumbres de cada país y región. Las tradiciones cambian mucho en cada zona que se visita. Saludar, despedirse y ser amable nunca trae problemas.
  • Llevar dólares en billetes de 100 en excelente estado. Son los más fáciles de cambiar y a los que no les ponen problemas. Los billetes viejos y de baja denominación no son bien recibidos y los pagan a precios debajo del mercado.
  • Si se sienten perdidos, pregunten! Las personas son muy amables y son los mejores guías. En ocasiones el GPS los puede llevar por lugares muy extraños y peligrosos.
  • El sentido común es el mejor compañero sí se ven expuestos a situaciones peligrosas o desagradables.
  • No viajen con drogas… los colombianos aún somos percibidos como narcos. Ojo! En todas partes vieron las novelas de Pablo Escobar y de la mafia
  • Es imposible conocer todo Sur América en seis meses o un año. Decidan que quieren ver realmente y que es importante para ustedes.
  • Empaquen las maletas y arranquen!!!

5. Presupuesto para seis (6) meses

Gasolina, peajes, alojamientos, comida, cambios de aceite, mantenimiento del carro, ferris, parqueaderos, regalos, artesanías hermosas, entradas a parques y reservas, tours (Machupichu, Isla del Sol), seguros, vinos, caminatas, fogatas, campamentos…

10 MIL 500 DÓLARES / A nosotros el cambio nos tocó a 1,900 pesos. Bonitas épocas!

viajar-en-carro-por SuraméricaJimena González y Maximiliano Genes:

“Dejamos nuestros trabajos y decidimos gastar los ahorros en un viaje que nos cambiaría la vida. Vendimos algunas cosas para juntar más plata y así comprar el carro que nos llevaría desde Manizales hasta el fin del mundo: Ushuaia”

  • Gracias! Cuánto! uy debemos preguntarle a nuestros amigos Max y Jimena quienes hicieron el viaje. Pero ponle un promedio porque ese valor varía mucho dependiendo de dónde lo compras, las comodidades y la forma de pago. Te recomiendo que le pongas un promedio, puedes llamar a varios concesionarios para que tengas una idea 🙂