Cali, un destino para respirar alegría, fiesta y sabor

, , ,

alegría, fiesta y sabor- Vacaciones-en-cali

La capital del Valle del Cauca es una ciudad con muchos atractivos para aquellos que buscan disfrutar lo mejor de la música, baile, naturaleza y gastronomía típica colombiana. Además, la amabilidad y espontaneidad que caracteriza a sus habitantes ha hecho de Cali un destino muy anhelado para los extranjeros.

Resulta un tanto complicado describir todo el encanto que posee esta ciudad enclavada entre las cordilleras occidental y central del país, mirando hacia la costa Pacífica. Podría empezar exaltando la magia de su clima, esos 24 grados centígrados que, si en el día se manifiestan mediante un sol brillante que parece no apagarse nunca, en la noche se revelan en una brisa apacible. O también, mencionando cómo los caleños son gente amable, espontánea y habladora que nunca le negará una indicación a un turista, una sonrisa o incluso un baile.

Igualmente, tampoco podría omitir su vegetación, esos samanes que imponentes recorren la calle quinta, la avenida más importante de la ciudad, recordándole a los transeúntes lo inexcusable de salir a la calle para verlos de cerca y descubrirlos en los diferentes parques y plazas de la ciudad.

Sabor

La gastronomía valluna incluye distintos platos típicos como el sancocho, el arroz atollado (una especie de risotto criollo), las marranitas (chicharrón de cerdo envuelto en plátano verde), el champús (bebida de maíz con lulo y piña), el cholado (frutas con hielo, mermelada casera y leche condensada), entre otros.

Sin embargo, la ciudad le ha dado una gran acogida a los restaurantes clásicos que se han convertido en paradas obligadas. La pizzería “Salerno”, el restaurante “Platillos voladores”, “El zaguán de San Antonio” o el “Obelisco” con sus empanadas, son lugares que cargan con toda la tradición de una ciudad que disfruta atendiendo a sus visitantes con platos bien preparados y a excelentes precios.

Si lo que buscas no es sentarte en un restaurante con manteles, sino disfrutar de un ambiente más relajado en compañía de una buena receta, debes ir a probar el ceviche de la “Galería Alameda, ubicada en el sur de la ciudad, los cholados de las “Canchas Panamericanas” o las deliciosas hamburguesas de “Nandos”.

Rumba

La fiesta, el baile y la salsa son verdaderos íconos de la cultura caleña. Hay muchos sitios para rumbear y solo hay que escoger el que más se ajuste a tus gustos. Si el objetivo es bailar salsa pura y dura, “Tintindeo” (ubicado en el barrio de San Fernando) es el lugar adecuado. Un sitio de la vieja escuela salsera, pequeño y acogedor, en donde solamente ver cómo los bailarines se apoderan de la pista, ya es un placer.

Por otra parte, en el barrio El Peñón se agrupan los bares y discotecas más apetecidos por los jóvenes. “The lobby”, “Sagsa” y “Penélope” son tres buenas opciones para ir a bailar, no solo salsa sino también bachata, reggaetón, merengue y vallenato. Pero si lo que prefieres es tomar una cerveza y oír una tanda de rock, “Bourbon St.” es lo más indicado para ti.

Color

Pasear por las calles de la ciudad puede ser uno de los mejores planes para conocer Cali. Y este plan mejora después de las cinco de la tarde, hora en que la brisa se hace presente y refresca el ambiente. La travesía puede empezar en el Gato de Tejada, al oeste de Cali. Junto a la gran escultura de Hernando Tejada se ubican otras pequeñas gatas de artistas locales que engalanan la rivera del Río. Muy cerca de este lugar está el Museo La Tertulia, una majestuosa construcción rodeada de árboles y vegetación.

El recorrido puede continuar a pie por el barrio aledaño, San Antonio, el lugar más tradicional de Cali, con casas de un solo piso, restaurantes y locales de artesanías en cada esquina. Una vez terminado el periplo por esta zona, lo ideal es trasladarse al sur de la ciudad, en donde se encuentra uno de los parques más tranquilos y cálidos, El lago de la babilla, el cual se ha convertido en epicentro de picnics y encuentros juveniles. Dejamos para el final la joya de la corona: el río Pance, ubicado a tan solo 20 minutos del sur de Cali. Aquí se puede disfrutar un plan privilegiado: agua, música, comida típica y naturaleza.

Así es Cali, diversa, amigable y rumbera. Un destino que, con seguridad, encantará a sus visitantes por su amplia oferta de entretenimiento, apta para todos los gustos y los corazones.

cali-alegria-viaja-colombia-infografía-marriott-colombiajeros

*Patrocinado por Marriott International

  • Katerine Villa

    A decir verda la ciudad de cali lo tiene todo, gastronomia, divercion,turismo ecologico,rumba y mucho mas.
    asi que visiten nuestra ciudad y disfruten de esta experiencia maravillosa.

    Saludos,
    Hotel Siglo 21, Hoteles en el sur de cali